La salud es el mayor valor de productividad de un trabajador

ZOOMSALUD
Healthy Consulting
www.zoomsalud.com
“La Prevención Activa como Estrategia”

Nada, absolutamente nada es más importante y esencial que la salud.

Actualmente se están dando nuevos pasos hacia una serie de conceptos, estrategias y acciones supuestamente preventivos en los entornos laborales, como son los de generar una cultura del bienestar organizacional o el de empresas saludables, que pretenden entre otros objetivos, conducir a las empresas y a sus trabajadores hacia una mejora de la productividad y el rendimiento como fin último.

Desde el año 2008 en el que comencé a investigar , analizar, diseñar, desarrollar, ejecutar y experimentar sobre programas de bienestar corporativos en los entornos laborales hasta la actualidad se ha producido un cambio significativo en su definición, en la metodología con la que son implantados, el análisis de resultados, sus procesos de mejora y especialmente en los agentes que se han ido implicando en este, al fin y acabo negocio empresarial.

En aquellos comienzos del año 2008 en España a penas una docena de personas o empresas, comenzaban a sentir una verdadera preocupación por intentar hacer comprender a los empresarios los beneficios de implantar programas de bienestar que principalmente se basaban en tratar de paliar y reducir las principales causas de absentismo y presentismo laboral y que más allá de aspectos de seguridad en los que los servicios de PRL se implicaban por normativa legal, no tenían cabida por su novedad o desconocimiento.

Recuerdo perfectamente mis primeras visitas comerciales a grandes empresas , donde el responsable de RR.HH a penas me dedicaba diez minutos de su tan escaso y valioso tiempo. Sinceramente, las entrevistas eran como si hubiesen visto a un mago, que les ofrecía magia saludable en un formato del que no se creían nada de nada.
Curiosamente, hoy en día, muchos de los protagonistas de este mercado son consultoras dirigidas por personas que vienen de RR.HH y que se han subido a un carro en el que nos hablan de palabras que yo a penas había escuchado 10 años atrás como: cambio de paradigma, empoderamiento, coaching, gamificación, etc.

Tenemos un problema muy serio en nuestras empresas y organizaciones, ya que desde mi opinión se pretende humanizar y maquillar nuestros entornos laborales con premios y certificaciones; desatendiendo lo que realmente es importante, la salud y los comportamientos, rutinas, hábitos y decisiones a la hora de atender, entender y focalizar la prevención primaria y secundaria de la salud de nuestros trabajadores.

Sin salud o sin una buena salud, ya podemos olvidarnos de todo lo demás, ya podemos olvidarnos del clima laboral, de la gestión del tiempo, de la conciliación, del salario emocional, etc

Nada, absolutamente nada es más importante y esencial que la salud.

Los tres ejes fundamentales: Ejercicio físico, alimentación-nutrición y equilibrio emocional han de ser la prioridad indiscutible de los programas de bienestar laboral, a través de una promoción de la salud educativa y activa.

El sedentarismo, la obesidad, los factores de riesgo cardiovasculares, los índices de inactividad física, el envejecimiento, la depresión, el estrés, la ansiedad, los malos hábitos de vida, etc son indiscutiblemente prioritarios para la mejora de la salud de nuestros trabajadores y la sustentación del sistema sanitario del que tanto presumimos en España.

Resulta muy cómodo y muy ágil incorporar la tecnología, la innovación(e-health) y otras herramientas a la hora de basar las conclusiones de efectividad, eficacia, productividad y rentabilidad con el propósito de obtener datos y de intentar justificar la inversión o hacer llegar a más trabajadores la participación sobre hábitos y estilos de vida saludables, pero perder de nuevo el foco sobre la realidad de ser plenamente activos y conscientes de que el cambio preventivo frente a la salud, está absolutamente solo en la interiorización individual de querer realmente cuidar de nuestra salud, para disfrutar plenamente de la única vida que tenemos para vivirla en las diferentes etapas o ciclos de la misma, es un despropósito sin retorno, sin vuelta atrás.

La plenitud vital, nos la ofrece una buena salud y está a su vez nos permite vivir en bienestar y está suma nos regala un estado de felicidad a través de energía y equilibrio vital que hemos de transmitir a través de la educación, divulgación, promoción y fomentación de un cambio de hábitos y estilos de vida de forma activa y saludable en nuestro día a día, en nuestro entorno laboral, familiar, social, etc.

Solo hay una forma de ser más sanos, saludables, vitales, sociales y por tanto más productivos, rentables, eficaces y eficientes; ponernos en marcha desde ya y de por vida, cuidando de nuestra salud.

Espero y deseo que sea este mensaje, alentador y motivador; que llegue a los empresarios y directivos de forma reflexiva, por que no hay otra forma de llegar a sentir y disfrutar el bienestar y la felicidad.

No hay otro camino para que una empresa u organización sea saludable que siendo activos a través del movimiento, a través del aprendizaje y el ejemplo, a través de la apuesta continua por evitar una vida sedentaria, por un trabajo de concienciación consciente en el cambio de hábitos y estilos de vida de forma transversal y sostenible.

Romper con estas conductas y comportamientos tóxicos, nos dará la oportunidad exponencial de lograr una vida individual y colectiva más plena y vital, que con seguridad será contagiada a cada trabajador a cada departamento y a cada grupo empresarial, para lograr la tan esperada rentabilidad, el descenso del absentismo y todos los síntomas de decaimiento y desconfianza que pasa un trabajador es su larga trayectoria profesional con un alto precio, espejo de su estado de salud.

Miguel Arribe
CEO ZOOMSALUD
www.zoomsalud.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *