El 75% de los españoles sufre insomnio y el 17% toma ansiolíticos

ZOOMSALUD
Healthy Consulting
www.zoomsalud.com
“La Prevención Activa como Estrategia”

España lidera le consumo de sedantes

Un estudio recuerda los peligros del consumo de ansiolíticos, sin control médico y de forma prolongada, por los efectos secundarios que pueden causar.

Tres de cada cuatro españoles sufren insomnio y el 17% toma ansiolíticos, según una encuesta ‘online’ realizada por el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (Infito) a cerca de 700 personas.

El estudio recuerda los peligros del consumo de ansiolíticos, sin control médico y de forma prolongada, por los efectos secundarios que pueden causar. “Los efectos secundarios, como la somnolencia, la alteración de la capacidad de reacción, la fatiga o la pérdida de memoria, pueden a su vez revertir el trastorno del insomnio y provocar otros problemas de salud”, ha asegurado el profesor de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de Alcalá, especialista en fitoterapia y colaborador de Infito, Juan Carlos Ocaña.

En la misma línea, el último trabajo de la Agencia Española del Medicamento sobre el consumo de ansiolíticos ha concluido que el consumo de éstos se sitúa alrededor del 11,4 por ciento en España. Un estudio más reciente, realizado entre 22.000 europeos, advierte que España lidera el consumo de sedantes, ya que el 18 por ciento de los encuestados reconoce haberlos tomado al margen del médico a lo largo de su vida.

“Es importante advertir que el control sobre estos medicamentos tiene que ser estricto y que deben ser prescritos por un médico”, ha recordado el experto.

Como alternativa, se recomienda la toma de preparados farmacéuticos de plantas medicinales, como la pasiflora, que no producen los efectos adversos de los fármacos de síntesis y actúan como sedantes y ansiolíticos naturales. Los datos de Infito han demostrado que cerca del 8 por ciento de la población toma plantas medicinales para dormir.

“Los preparados farmacéuticos de pasiflora o amapola de California tienen capacidad inductora del sueño y ansiolítica y aportan la calidad, eficacia y seguridad necesarias para tratar este tipo de trastornos”, ha señalado Juan Carlos Ocaña.

En este sentido, la vicepresidenta de Infito y profesora de Farmacología de la Universidad Complutense de Madrid, Teresa Ortega, ha destacado que “la pasiflora se utiliza para tratar la calidad del sueño, combate el estrés y nos ayuda a dormir. La melisa también es especialmente útil como ansiolítico y actúa sobre el aparato gastrointestinal disminuyendo el dolor abdominal. Por su parte, la valeriana, al actuar sobre receptores benzodiacepínicos favorece la conciliación. La utilización de estas plantas de forma individual resulta eficaz para combatir el insomnio ocasional pero si se utilizan en combinación, es posible obtener aún mejores resultados”.

La vicepresidenta de Infito ha señalado, además, la importancia de que estas plantas medicinales se utilicen siguiendo el consejo de un profesional, preferentemente un farmacéutico.

En cuanto a los factores que influyen en la aparición del insominio, el 80 por ciento de los encuestados por Infito destacan el estrés como la causa principal. En palabras del doctor Ocaña ” el estrés influye de forma negativa porque hace que nuestro sistema nervioso simpático, que reduce su actividad al acostarnos, esté siempre alerta impidiéndonos dormir bien”.

Otras de las causas señaladas en el estudio son los problemas de la vida diaria (30 por ciento), el trabajo (26 por ciento) y los de salud (17 por ciento).

El insomnio puede además tener consecuencias para la vida diaria de quien lo sufre, “se levantan agotados, con fatiga a lo largo del día, irritados, con ansiedad, pérdida de concentración y alteraciones de la memoria. Además, los reflejos se ven mermados, por lo que existe riesgo de sufrir algún tipo de accidente”, ha afirmado el doctor Ocaña. De hecho, el 60 por ciento de los encuestados por Infito sufren irritabilidad, el 59 por ciento pérdida de la capacidad de concentración, la mitad sufre ansiedad y el 47 por ciento somnolencia diurna.

El experto ha recomendado las siguientes pautas para mantener una correcta higiene del sueño: que la siesta no dure más de 30 minutos, no practicar deporte durante las tres horas anteriores a ir a dormir, acostarse al menos dos horas después de cenar, no tomar alcohol durante la cena, no utilizar dispositivos electrónicos en la cama ni hacer llamadas y acostarse y levantarse a la misma hora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *