El hombro doloroso

ZOOMSALUD
Healthy Consulting (A Coruña – Spain).
“La Prevención Activa como Estrategia”.

EL HOMBRO DOLOROSO

Lesiones habituales de los Manguitos rotadores: Tendinitis y Desgarros.

Seguramente habrás oído hablar del “hombro doloroso“. Se estima que llega a afectar al 25% de la población en algún momento de la vida, y en él se incluyen todos los problemas que puedan causar dolor en esta articulación.

El dolor de hombro es muy frecuente, de hecho está considerada la tercera causa más común de los trastornos musculoesqueléticos, tras el dolor lumbar y el cervical. Y esto es así porque el hombro es la articulación más compleja de nuestra anatomía y la de mayor movilidad y, por tanto, también la más proclive a sufrir problemas.

Centraremos este artículo en dos lesiones tendinosas que podemos sufrir en el manguito rotador y que tratamos muy a menudo en Surbone: la tendinitis y los desgarros. ¿Qué son? ¿Por qué se producen? ¿Se pueden tratar con factores de crecimiento? A continuación, os damos las respuestas.
El manguito rotador es una estructura conformada por los tendones de estos cuatro músculos: supraespinoso, infraespinoso, redondo menor y subescapular. Cumplen un importante papel, ya que son los encargados de sostener la cabeza del húmero unida al omóplato (escápula) y permiten que el hombro se mueva.
Tendinitis
La tendinitis, de la que ya hemos hablado en alguna ocasión, supone la inflamación de los tendones que conforman esta estructura. Es una lesión frecuente en deportistas (béisbol, natación, tenis, pádel…) y también en profesionales de la peluquería, pintura, carpintería, mecánica, y oficina, por citar algunos ejemplos.
Y es que entre sus causas figuran realizar de manera repetitiva movimientos rotatorios del hombro, de elevación por encima de la cabeza, mantener el brazo en la misma posición a diario durante largos periodos de tiempo y el envejecimiento.
Es muy relevante abordar este problema cuanto antes. Si no se trata a tiempo se puede cronificar y derivar en calcificaciones, desgarros y roturas.
Desgarros
El desgarro se puede desencadenar lentamente con el paso del tiempo, por ejemplo, como mencionábamos, tras una tendinitis crónica. Pero también puede producirse de una manera repentina por un traumatismo, un sobreesfuerzo al levantar un peso, una caída, etcétera.
Cuando el desgarro es parcial no se rompen por completo las conexiones al hueso, mientras que si es total, el tendón se dividirá y se desprenderá de donde estaba adherido al hueso.
Tratamiento con factores de crecimiento
Para la tendinitis y los desgarros del manguito rotador están indicadas las infiltraciones de plasma rico en factores de crecimiento. Un tratamiento personalizado con el que conseguimos mejorar la lesión, la movilidad, la calidad de vida del paciente y acortar el tiempo de recuperación.

FUENTE: http://www.surbone.com/lesiones-habituales-en-el-manguito-rotador-tendinitis-y-desgarros/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *